¿Hace tiempo que visitas casinos físicos? Probablemente has visto gente amontonándose en la mesa de blackjack. Si quieres probar este juego, no tienes que esperar tu turno para jugar ya que existe la opción de jugar blackjack en línea.

Este es un juego de cartas muy popular que te ofrece una ventaja, al tener probabilidades favorables. Para perfeccionar tus habilidades en él, tienes que familiarizarte con todas las reglas de blackjack, ellas forman la base de este juego. Te ayudaremos mediante una explicación de sus reglas. Pero antes, te presentamos una breve historia de este magnífico juego.

Breve historia del blackjack

Aunque se desconoce el origen exacto de este juego, algunas personas afirman que el juego surgió en la antigua Roma. Los romanos solían jugar un juego que se parecía al blackjack usando unos bloques de madera que representaban diferentes valores numéricos. Algunos contradicen esta teoría ya que creen que el blackjack se originó en Italia. Se cree que los italianos fueron los primeros en inventar el famoso juego del “31”. Este juego, sin embargo, tenía reglas diferentes al juego del “21” que se inventó en España en el siglo XVI.

A pesar de las diferentes opiniones, el blackjack es un juego que ha evolucionado a lo largo de los años. Ahora tenemos muchas versiones del juego en diferentes países. El aumento de las posibilidades del blackjack hace que sea un juego cada vez más interesante. Aunque el juego sigue mejorando con el tiempo, la mayoría de las reglas de blackjack siguen siendo las mismas.

Estas son las reglas de blackjack básicas

Una de las razones por las que muchos jugadores escogen este juego por encima del resto es su simplicidad. El blackjack es un juego que atrae a muchos amantes de las cartas. El objetivo de este juego es vencer al crupier consiguiendo una mano cercana al 21 pero sin exceder este valor.

Si obtienes una mano que excede el valor de 21, pierdes la ronda. Esta regla no sólo se aplica a los jugadores, sino también a la casa. Aprender las reglas de blackjack y ponerlas en práctica puede ayudarte a ganar una considerable cantidad de dinero en este juego. El blackjack también es un juego de habilidad, así que aparte de ser divertido de jugar, estimula tu capacidad de análisis.

En la mayoría de los casos, el blackjack se juega con entre 6 y 8 mazos de 52 cartas cada uno. Solamente unas pocas variaciones del juego utilizan una sola baraja de 48 cartas. Ya que el blackjack tiene tantas variedades, debes analizar cada una de ellas para determinar cuál se ajusta más a tu estilo de juego.

Al inicio de este juego de casino, debes empezar por hacer tu apuesta. El crupier te da dos cartas boca arriba. También se reserva dos cartas para sí mismo. Una de las cartas del crupier va boca arriba y la otra boca abajo. Una vez que recibes tus cartas y evalúas la del crupier, tienes que decidir si es mejor pedir o plantarse.

Cada movimiento que hagas en este juego determina cuán cerca o lejos estarás de vencer al crupier. El pago que recibes depende de la apuesta que hayas hecho. Si al final del juego, obtienes cartas que están más cerca de 21 que la mano del dealer, tu mano ganadora se pagará 1 a 1. Algunos jugadores tienen la suerte de recibir un blackjack en las cartas iniciales que reciben. En este caso, tu mano ganadora se pagará 3 a 2. Si, en cambio, obtienes un valor de mano equivalente a la del crupier, te devolverán tu apuesta.

Conoce los valores de las cartas y la terminología

Para poder entender las reglas de blackjack, debes familiarizarte con los valores de las cartas. Son bastante sencillos, incluso para un principiante. En el blackjack, el número escrito en algunas de las cartas representa los respectivos valores de las mismas.

Además de las cartas numéricas, el blackjack también tiene otras cartas como la reina, el rey o la jota. Todas estas valen 10.  Los ases, por otro lado, valen 11 o 1. Antes de empezar a jugar blackjack, también deberías aprender lo que significan los diferentes términos que se utilizan en este juego. Algunos de los términos más comunes en el blackjack se explican a continuación:

  • Pedir

Esto se refiere a pedir otra carta después de recibir las dos primeras. Si, por ejemplo, las cartas que recibes inicialmente están muy lejos de 21, debes pedir. Cuando juegas blackjack en línea, debes indicarle al crupier que quieres pedir haciendo clic en el botón correspondiente.

  • Plantarse

Si no quieres más cartas después de recibir las dos primeras al principio del juego, te plantas. Solo debes hacer esto si crees firmemente que tu mano te servirá para vencer al dealer. De acuerdo con las reglas de blackjack, si tu combinación de cartas suma 17 o más, debes plantarte.

  • Doblar

También puedes doblar una vez que recibas tus cartas iniciales. Esta opción implica aumentar tu apuesta y obtener una carta más. Si consigues ganar una mano después de doblarla, se te pagará 1 a 1.

  • Dividir pares

Ocasionalmente, es posible que recibas una par al principio del juego. Los pares consisten de dos cartas del mismo valor, como por ejemplo, recibir dos nueves. En este caso, deberías dividirlos en manos separadas y luego hacer una apuesta extra. Según las reglas de blackjack, solo se permite dividir pares dos veces. Una vez que divides pares, puedes jugar cada mano de la misma manera en la que juegas una sola mano.

  • Asegurarse

Si la carta del dealer es un as, tienes la opción de hacer una apuesta segura. En este caso, deberás hacer una apuesta extra, que es igual a la mitad de la apuesta que habías hecho inicialmente. Aunque tomar el seguro es una opción, no siempre es aconsejable.

Conclusión

Aparte de tus opciones, algunas de las reglas de blackjack también se aplican al dealer. Por ejemplo, él tiene que pedir si saca un 17 blando. Entender las reglas que se aplican a la casa puede llevarte a una mano superior a la hora de jugar blackjack en línea. Úsalas para que puedas hacer una predicción precisa de la carta boca abajo del crupier. Haz clic aquí si quieres conseguir una victoria en el blackjack.