tragamonedas progresivas

Si alguna vez has oído hablar de las espectaculares ganancias en los casinos, debes saber que usualmente provienen de los juegos de jackpot progresivo o bote acumulado.

La mayor suma jamás ganada en una tragamonedas progresiva es de 18 millones de euros en el juego Mega Moolah.

El jackpot progresivo crece en cada ronda. A medida que más gente se une al juego, el bote se hace más grande. Esto se debe a que el premio mayor obtiene un pequeño porcentaje de cada apuesta que se realiza.

Pero, antes de sumergirse en el mundo de las tragamonedas de jackpot progresivo, veamos los dos tipos principales de tragamonedas en línea.

Tragamonedas clásicas (con tres tambores) – Solían representar el estándar absoluto hace unos años, y luego fueron adoptadas por los casinos en línea. Son máquinas tragamonedas de tres rodillos que tienen entre una y cinco líneas de apuestas. El propósito del jugador es “atrapar” el mismo símbolo en una línea de apuestas, para poder ganar.

Las videotragamonedas (cinco tambores, tres filas) se han convertido en el estándar hoy en día. Inicialmente, estos juegos tenían cinco líneas de apuestas, pero ahora difícilmente encontrarás una con menos de nueve líneas de apuestas. Cuando este modelo se volvió popular, los fabricantes de tragamonedas comenzaron a innovar y como resultado de esta acción, ahora tenemos acceso a las videotragamonedas con una gran variedad de características especiales, cada una de las cuales es más interesante que la otra. Ya sea que las tragamonedas tengan cinco, nueve, 15, 20, 25 o 30 líneas ganadoras, estas máquinas funcionan según el mismo principio: el jugador debe “pescar” al menos tres símbolos idénticos, de izquierda a derecha, en una línea de apuestas, a fin de asegurar una victoria. Nos encontramos con diferencias cuando nos acercamos a las características especiales de cada juego. Estas características son el principal punto de atracción de este tipo de juegos.

Según la manera en que gane el premio, hay tres categorías principales de tragamonedas: progresivas, con 243 maneras de ganar y 3D. Discutamos brevemente los otros dos antes de enfocarnos completamente en las tragamonedas de jackpot progresivo.

Las tragamonedas con 243 maneras de ganar – Las tragamonedas estándar suelen tener un número limitado de líneas de pago con las que puedes ganar. No es lo mismo con las máquinas que tienen `243 maneras de ganar`. Básicamente, las líneas de apuestas desaparecen, y son reemplazadas por combinaciones ganadoras, de izquierda a derecha, sin importar la línea en la que aparezcan. El jugador hace una apuesta fija, y después de eso, todo lo que se necesita para ganar es conseguir tres símbolos idénticos, de izquierda a derecha, sin tener en cuenta su posición en el carrete.

Las tragamonedas 3D son muy innovadoras, especialmente cuando se trata de gráficos. Por lo general, siguen siendo juegos con cinco rodillos y tres filas, pero en las tragamonedas 3D, los elementos gráficos y las animaciones son muy impresionantes y se asemejan a los juegos de consola de alta tecnología. Este tipo de ranuras se pueden encontrar en una variedad de formas, colores y tamaños. Ofrecen entretenimiento real y son producidos por los titanes de la industria tecnológica.

Hay tragamonedas independientes y las progresivas varían de un casino a otro. Además, también está ese tipo de jackpots que crecen al acumular apuestas de diferentes casinos. Esta última genera grandes victorias. Cuando se recoge un bote, vuelve a empezar a crecer de nuevo, dependiendo de las apuestas. Es muy útil para un jugador saber cuándo las apuestas son grandes y abundantes, de modo que el bote se encuentre bien lleno.

 

slots progresivas¿Cómo se utilizan los juegos de jackpot progresivo?

Una tragamonedas progresiva es mucho más emocionante e interactiva que una básica. Estos son los elementos clave que debes tener en cuenta si quieres disfrutar de estos juegos:

Lee la tabla de pagos

La tabla de pagos es importante para cualquier tipo de juego de casino, y es crucial para las tragamonedas progresivas. Contiene todos los requisitos necesarios para que el jugador pueda activar el bono y toda la información sobre los símbolos y las líneas de pago. El jugador debe asegurarse de leer la tabla antes de iniciar a jugar, de modo que sepa lo que tiene que hacer para aumentar sus posibilidades de ganar.

Apuesta máxima

Normalmente, para activar un premio mayor es necesario hacer una apuesta grande (apuesta máxima). Deberás comprobar los requisitos en la tabla de pagos, si existe alguna condición obligatoria y no cumples con los términos, simplemente ganarías la cantidad regular para esa tragamonedas.

Activación de todas las líneas de pago

Esta es también una regla bastante común en muchos juegos de jackpot. Las tragamonedas de jackpot progresivo tienen líneas de pago variables, comenzando desde tres y subiendo hasta 20 o incluso más. Una vez más, los detalles de las líneas de pago se pueden encontrar en la tabla de pagos.

Las tragamonedas en línea no son las únicas con jackpots progresivos. También tenemos en esta modalidad el Blackjack, el póquer o la ruleta. Así que si te interesan las maquinas tragamonedas progresivas, vale la pena empezar a jugar por un gran, gran premio. Nunca se sabe cuándo llegará la suerte. Y quizá, cuando lo haga, te puede cambiar la vida.

Probabilidades para el jackpot progresivo

a mayoría de las veces, siempre hay una pequeña desventaja en cualquier cosa que parezca muy buena. Pero cuando hablamos de juegos de casino en línea, todo es muy simple, en realidad. Los premios mayores son reales y se ganan regularmente. Después de todo, se trata de suerte. Al igual que en la lotería, algunas personas pueden ganar varias veces, mientras que otras no tanto.

Hablando con realismo, es más probable ganar un jackpot estándar. Pero un bote grande también es posible, y si eres el afortunado ganador, ¡la diferencia será impresionante! El jackpot progresivo en línea es mucho más grande que el que se encuentra en los casinos reales. Por lo tanto, puede hacerlo todo desde la comodidad de tu propia casa. No hay necesidad de salir de la casa a un casino físico y esperar a que otros jugadores dejen las máquinas en las que quieres jugar. Tienes todos los juegos que puedas imaginar, sin tener que hacer filas. ¿No te encanta la tecnología? A nosotros también, y mucho.