seguimiento de las apuestas deportivas

¿Llevar los registros es una tarea agotadora cuando se trata de hacerle seguimiento a tus apuestas deportivas? Los apostadores experimentados dicen que cuando apuestas debes usar tu cabeza, no tu corazón. Pero, ¿el seguimiento de las apuestas es una ciencia espacial? ¡No! En esta guía te explicaremos por qué es importante no dejarse llevar por la emoción al realizar tus apuestas y la importancia de llevar un registro como parte de tu estrategia para apostar.

El mejor consejo para apostar es: ¡Mantén la cabeza fría!

Amar un deporte y ser hincha de un equipo puede ser emotivo, pero nunca debe influir en tus apuestas. “Tengo la extraña impresión de que van a perder” o “Mi instinto me dice que podrían ganar” son pensamientos que puedes compartir cuando charlas con tus amigos pero en ningún caso constituyen una base para hacer una apuesta.

Por supuesto que uno podría tener suerte y ganar al hacer una apuesta al azar, pero debes aprender a llevar las cuentas por cada apuesta que realices.

Lo mismo se aplica a los consejos recibidos de otras personas. En lugar de apostar a ciegas por una predicción que recibiste de un amigo, compruébala tú mismo. Haz un análisis de la apuesta y, si los números se ven bien y la apuesta tiene un valor real, entonces puedes decidir hacerla, pero nunca apuestes sólo porque alguien te lo haya dicho.

Si quieres convertirte en un apostador efectivo y obtener ganancias, debes llevar los registros de tus apuestas deportivas semana tras semana. Los corredores de apuestas hacen todo lo posible para asegurarse de que las probabilidades estén a su favor y tú debes abrirte camino para encontrar tu ventaja. Una apuesta mal pensada o mal colocada podría hacer que tus ganancias disminuyan. ¡Sé rigoroso!

¡Haz la tarea! Nunca falla.

En las apuestas deportivas, la investigación es primordial, y un poco de trabajo puede ayudarte en el largo camino para encontrar una apuesta rentable. Ya sea que estés apostando en las eliminatorias de la NBA, en un partido de fútbol europeo o en la temporada regular de la NFL, siempre debes mirar las estadísticas antes de invertir el dinero que tanto te costó conseguir.

Hay muchísimos factores que pueden afectar el resultado de un juego, así que debes limitar tu riesgo tanto como sea posible revisando ciertos datos. Algunas estadísticas que siempre debes mirar antes de un partido incluyen:

Forma actual – Al analizar la forma actual o los antecedentes de un equipo o jugador, asegúrate de que estás estudiando una muestra de tamaño apropiado. Revisa los datos de los últimos diez partidos como mínimo para hacerte una idea de lo bien que se ha desempeñado tu equipo o jugador. A partir de estos datos, puedes calcular las puntuaciones medias, los porcentajes de rendimiento y otras estadísticas importantes para ayudarte a planificar.

Comparación de datos – Examinar los datos de manera comparativa entre dos equipos puede proporcionar resultados interesantes. Algunos equipos parecen ser incapaces de ganar en ciertas etapas o contra un determinado rival. Estas estadísticas ayudan a develar quién podría tener una ventaja psicológica en el juego.  Si la forma actual y los partidos pasados dan una ventaja a un equipo, puedes añadir ese equipo a tu lista de posibles favoritos a la hora de apostar.

Fortalezas y debilidades – Al buscar las estadísticas de un equipo, es posible detectar ciertas tendencias, o áreas donde el equipo podría sobresalir o incluso ser vulnerable. La identificación de las fortalezas y debilidades es muy útil para diferentes tipos de apuestas, incluyendo las que piensas realizar en el futuro. Si detectas una tendencia o algún detalle importante, normalmente encontrarás un mercado para explotar esta estadística.

Otros aspectos a tener en cuenta – Siempre hay otros aspectos a tener en cuenta, como las lesiones y suspensiones de jugadores clave, los cambios de entrenadores y los factores de motivación, como los que tienen resultados predecibles. Siempre hay que tener una visión general.

¡Siempre lleva la cuenta de tus apuestas!

No es necesario ser un experto en matemáticas para llevar la cuenta de las apuestas, sin embargo, cuanto más precisos sean los datos, más útiles serán en el futuro. Si te tomas unos segundos para registrar la información esencial de cada apuesta que hagas, podrás identificar fácilmente tus puntos fuertes y débiles en las apuestas.

Podrás eliminar o modificar tu estrategia en los mercados en los que fallas regularmente, y podrás centrarte en las áreas en las que sobresales. Llevar un registro de apuestas bien organizado también te proporcionará una base de datos de referencia disponible para el estudio de tus futuras apuestas.

Entonces, ¿a qué información deberías hacerle seguimiento? Cuando se trata de hacer un seguimiento de apuestas deportivas, puedes hacer tus registros tan simples o tan complejos como quieras, pero todos tus registros de apuestas deben contener al menos la siguiente información:

  • Información del juego que incluya la fecha, el lugar, los equipos y el torneo.
  • Tipo de apuesta o especialidad de la apuesta
  • ¿Qué casa de apuestas usaste?
  • ¿Qué cuotas tenías?
  • Probabilidades • ¿Qué tan grande era la apuesta?
  • Resultados de la apuesta y cuánto ganaste o perdiste

Puedes añadir otra información de la investigación que realizaste y la razón que te llevó a hacer la apuesta. Esto te ayudará a evitar esfuerzos futuros, podrás tomar tus decisiones con poca o ninguna investigación extra. Cuanta más información incluyas, más fácil será analizar tus victorias y derrotas en el futuro y podrás refinar tu estrategia para apostar.

Los apostadores que no mantienen algún tipo de registro de sus apuestas tienen muchas menos probabilidades de tener éxito. Si hablas con algún apostador profesional, te dirá que pasa mucho tiempo recopilando los registros de sus apuestas y analizando su rendimiento.

Aprende a detectar el valor

Así como usar múltiples casas de apuestas para conseguir el mejor premio, también puedes maximizar tu rentabilidad aprendiendo a identificar las apuestas de alto valor. Esto requiere un enfoque un poco más complejo, pero es algo que vendrá naturalmente con el tiempo si sigues todos los demás pasos.

No siempre es fácil calcular el valor de una apuesta y la mayoría de la gente asume que las cuotas de las casas de apuestas siempre representan la probabilidad de un resultado, pero no es así. Una apuesta de alto valor es aquella en la que el premio hace que valga la pena el riesgo de la apuesta dependiendo de la probabilidad del resultado.

Una regla general es que cuando la probabilidad implícita multiplicada por las cuotas (en formato decimal) es de 1,00 o más, entonces la apuesta cae en el área de valor, cuanto más alto sea el número, mejor.

 

Ejemplo:

  • Probabilidad: 60%
  • Posibilidad de ganar (cuota): 3,00 (+200)
  • Cálculo: 0,60 x 3,00 = 1,80
  • ¿Se trata de una apuesta de alto valor? Sí

 

 

En este punto quizás te preguntes cómo se calcula la probabilidad de un resultado para poder usar esta fórmula. Bueno, este es el momento en el que se requiere algún conocimiento de estadística e investigación. Analizando el historial de apuestas, puedes conocer rápidamente cuántas veces se ha producido el resultado anteriormente y así obtener una cifra porcentual.

En este punto, puedes tomar en consideración otros factores como la forma o las lesiones recientes y ajustar la cifra para compensar si es necesario. Cuanto más investigues, aprenderás a calcular con mayor precisión las probabilidades de un rango de apuestas.

En el ejemplo anterior, el premio de la casa de apuestas de +200 representa una probabilidad de sólo el 33,3%, pero nuestro cálculo muestra una probabilidad del 60%. En este caso, la casa de apuestas elegida ha subestimado las cuotas. Cuanto mayor sea la diferencia entre los dos valores, mayor será el valor de la apuesta.

 

No te preocupes si todo esto suena muy complicado, después de unas semanas de hacer apuestas regularmente, comenzarás a aprender a concentrarte en las apuestas de alto valor.

 

Busca tus propios métodos

Al ir adquiriendo más y más experiencia en el terreno, pronto empezarás a planear tus propias estrategias de apuestas. Para tu fortuna, comenzarás a obtener pequeñas ganancias y poco a poco adaptarás tus métodos para maximizarlas y para minimizar los riesgos.

No olvides que los jugadores exitosos prefieren pequeñas ganancias regulares de alto valor en lugar de grandes ganancias de pequeñas apuestas. Una vez que tengas esta mentalidad y empieces a pensar como un profesional, todo el proceso pasará a ser algo natural.

En caso de que encuentres una estrategia ganadora, sigue nuestro consejo, y guárdala para ti. Los mejores jugadores rara vez revelan sus verdaderos secretos y siempre vale la pena mostrar una buena cara de póquer. Y finalmente, debes recordar que las apuestas son un juego en el que no todo el mundo puede ganar.

Incluso los profesionales se queman de vez en cuando; así que siempre hay que hacer una investigación adecuada y ser sensible con nuestro capital. Nunca realices una apuesta mortal.