Explicación de los juegos de azar - ¿Qué son los juegos de azar?

Uno de los conceptos más incomprendidos de todo el juego son los juegos de azar. La gente sabe que ciertos juegos de casino son juegos de azar, pero si les pides que te expliquen lo que significa, realmente no están seguros. Aunque esto no suele ser un gran problema, puede poner a la gente en algunas situaciones incómodas en el casino.

En algunos casos extremos, la falta de comprensión de lo que son los juegos de azar puede causar problemas financieros a la gente. Espera, ¿en serio? Sí. He aquí una prueba rápida. ¿Crees que tienes un sistema que puede vencer a un juego de azar? Si es así, entonces es posible que tenga que sentarse y leer este artículo inmediatamente. ¿Por qué? Porque sólo con responder afirmativamente a esa pregunta, sabemos que está en riesgo.

En esta guía, vamos a cubrir todo lo que necesita saber sobre los juegos de azar. Cubriremos qué es exactamente un juego de azar, responderemos a la pregunta de si se puede o no ganar dinero con los juegos de azar, los beneficios de este tipo de juegos y la importante diferencia entre suerte y habilidad. Además, hablaremos de cómo ganan dinero los casinos (está muy relacionado con el tema que nos ocupa), de los juegos de azar más populares y de las reglas que debes seguir cuando juegas a los juegos de azar para asegurarte un buen rato.

¿Qué es un juego de azar?

Un juego de azar, por definición, es un “juego cuyo resultado está fuertemente influenciado por algún dispositivo de azar, y en el que los concursantes pueden elegir apostar dinero o cualquier cosa de valor monetario”. Lo importante de esta definición es que este juego está fuertemente influenciado por algún dispositivo de azar. Los juegos de azar pueden estar ligeramente controlados por ti y tus decisiones, pero la mayor parte del resultado está fuera de tus manos y depende del azar.

Por ejemplo, la ruleta es un juego de azar. ¿Tienes alguna influencia en tu desempeño en el juego? Sí. Puedes elegir los números, los colores u otras apuestas que quieras hacer. Pero el resultado final del juego lo determina el lugar en el que la bola cae al azar en la ruleta. No importa lo que hagas, no puedes influir en cómo rueda la bola o dónde cae. Todo depende del azar.

Como verás en esta guía, lo más importante que queremos que aprendas es que los juegos de azar no pueden ser derrotados estratégicamente. Usted puede tomar decisiones que tendrán un efecto en el resultado del juego pero, en última instancia, los ganadores y los perdedores se decidirán completamente por el azar.

¿Se puede ganar dinero jugando a los juegos de azar del casino?

Sí, se puede. Pero hay algunas cosas que debe entender antes de correr a las mesas para ganar dinero. En primer lugar, debe entender algo sobre las matemáticas que hay detrás de los juegos de azar del casino. Empecemos por establecer una línea de base de cómo funcionan el azar y la aleatoriedad. Digamos que vamos a realizar un juego en el que lanzamos una moneda estándar que sale cara el 50% de las veces y cruz el 50% de las veces. Digamos que vamos a permitir que se apueste sobre esto.

La conclusión de este ejemplo es que puede ocurrir cualquier cosa a corto plazo, pero a largo plazo, sus resultados se acercarán cada vez más a lo que estadísticamente se supone que es. Lo mismo ocurrirá con los juegos de azar del casino, salvo que hay una diferencia importante. Los juegos no van a ser 50/50. Cada juego estará ligeramente a favor de la casa.

Por lo tanto, si esto fuera las monedas todavía, sería así: La moneda caería en cara el 55% de las veces y en cruz el 45%, pero sólo podrías apostar en cruz. A corto plazo, todavía podrías ganar mucho dinero porque la moneda seguramente puede caer en cruz un montón de veces. Pero a lo largo de miles y miles de lanzamientos, se acercará cada vez más al 55/45. A la larga, el casino ganará y el jugador perderá.

Si ese es el caso y la casa siempre gana, ¿por qué escucho historias de gente que gana dinero en el casino? ¿O por qué he ganado dinero las últimas veces que he ido al casino? El largo plazo implica miles y miles de jugadas de todos los diferentes jugadores para que las matemáticas lleguen a donde se supone que deben estar. Es posible que nunca juegues lo suficiente como para llegar a este nivel, por lo que es posible que sigas teniendo rachas que no coincidan con las matemáticas a largo plazo.

Los beneficios de los juegos de azar

¿Te estás preguntando si los juegos de azar son algo que puede ser bueno para ti? Lo entendemos perfectamente. Como nuevo jugador, es importante que sepa por qué juega. Si sabes cuáles son los beneficios reales y tienes una visión realista de lo que puedes esperar, entonces te estás preparando para el éxito.

Son divertidos

La razón número uno por la que deberías jugar a los juegos de azar del casino es porque son divertidos. Los diseñadores de los juegos los crean para que sean una forma de entretenimiento, y lo hacen de forma magistral. Si no te diviertes jugando, no deberías hacerlo. ¿Iría a ver una película si no se divirtiera viendo películas? ¿Iría a jugar al golf si odiara el golf? Por supuesto que no.

El beneficio número uno de jugar a los juegos de azar en el casino es que son una diversión absoluta. Si juegas a un juego y no te divierte, ¡prueba otro! Hay miles de juegos diferentes entre los que puedes elegir. Seguro que hay al menos uno que te resultará muy entretenido.

Tienes la oportunidad de ganar dinero

Aunque el casino tiene la ventaja a largo plazo, usted tiene la oportunidad de ganar dinero cuando juega con dinero real. Esto es algo que diferencia a esta forma de entretenimiento de todas las demás. Si pagas 100 dólares para ir a ver un concierto, ¿qué posibilidades tienes de recuperar esos 100 dólares mientras disfrutas del concierto?

Digamos que llevas 100 dólares al casino como forma de entretenimiento para la noche. ¿Qué porcentaje de posibilidades tiene de recuperar ese dinero? Normalmente, algo menos del 50% de posibilidades. Si no recuperas el dinero pero te diviertes, estás en la misma situación que con el concierto. Pero cada dólar que te llevas de esos 100 dólares es como un reembolso. Y tienes la oportunidad de salir con MÁS de los 100 dólares con los que entraste.

Apostar en juegos de azar es una de las únicas formas de entretenimiento en el mundo donde tienes la posibilidad de recuperar parte de tu dinero o salir con más dinero del que tenías al principio. Incluso si no sucede, la sola posibilidad es un beneficio monstruoso de usar esto como una forma de entretenimiento.

No tienes que invertir mucho tiempo para “dominarlos”

Una de las grandes cosas de los juegos de azar es que suelen ser muy fáciles de aprender y entender. Algunos juegos tienen pequeños matices que requieren un poco de tiempo para aprenderlos pero, en general, son sencillos y se puede entrar en acción en pocos minutos de instrucción. No tienes que dedicar mucho tiempo a aprender o dominar el juego. Puedes meterte de lleno en la acción y empezar a divertirte al instante.

Sí, hay estrategias que puedes aprender con la mayoría de los juegos de azar que pueden reducir la ventaja de la casa. Es muy recomendable que te tomes un tiempo para aprender formas de aumentar tus probabilidades de salir ganador, pero no es necesario. Puede seguir entrando en acción y tener alguna posibilidad de ganar.

Las diferencias entre la suerte y la habilidad

Siempre parece haber mucha confusión cuando se discute este tema sobre la diferencia entre suerte y habilidad. En concreto, a la gente le cuesta distinguir entre los juegos de habilidad y los de azar (suerte). La distinción es importante porque los juegos de habilidad son los que realmente se pueden hacer para ganarse la vida y vencer a largo plazo. Los juegos de azar (de suerte), en cambio, son juegos que se pueden ganar a corto plazo, pero que no son sostenibles a largo plazo.

Los juegos de habilidad también pueden tener un elemento de suerte, y los juegos de azar a veces tienen un elemento de habilidad. La diferencia que hay que buscar es la magnitud del elemento de habilidad y el papel que desempeña en el resultado del juego. Si el juego se basa predominantemente en la destreza, con un elemento menor de suerte, es un juego al que se puede vencer a largo plazo. Puede que pierdas algo a corto plazo debido al pequeño elemento de suerte, pero a largo plazo, vas a ganar.

Con los juegos de azar, el elemento de habilidad le ayudará a aumentar sus probabilidades de ganar, pero no podrá superar totalmente los elementos de azar y suerte. Estos juegos pueden producir ganadores a corto plazo, pero cuanto más tiempo juegues, más cerca estarás de las probabilidades estadísticas reales.

Donde la gente se confunde aún más es en que a menudo ambos tipos de juegos están disponibles en los casinos de ladrillo y mortero y en los casinos en línea. La forma más fácil de distinguir la diferencia es la siguiente: Si estás jugando contra el casino, probablemente sea un juego de azar en el que nunca tendrás una ventaja estadística. Si el casino cobra un rastrillo sólo para facilitar el juego (usted está jugando contra otros clientes), lo más probable es que se trate de un juego de habilidad. Si fuera un juego en el que pudieran tener una ventaja, simplemente jugarían contra ti en lugar de ayudarte a jugar contra otras personas.

Mientras usted hace sus apuestas contra la casa, las líneas se fijan en función de cómo apuestan los demás jugadores. El casino trabaja para equilibrar la acción en la que tus apuestas se compensan con las de otros jugadores. Así que, aunque técnicamente estás apostando contra la casa, en realidad estás apostando contra otros jugadores, por lo que es un juego al que se puede ganar.

El resultado final es que los juegos de habilidad pueden jugarse profesionalmente y pueden ser derrotados a largo plazo, mientras que los juegos de azar (predominantemente basados en la suerte) no.

Cómo ganan dinero los casinos con los juegos de azar

Llegados a este punto, debería tener una idea bastante clara de lo que son los juegos de azar y cómo funcionan. Pero puede que aún no tenga claro cómo hacen los casinos para ganar dinero con esto. Lo hemos tocado, pero nos gustaría asegurarnos de que quede claro.

Uno de los primeros ejemplos que utilizamos para mostrar un juego de azar fue lanzar una moneda y permitirle apostar a cara o cruz. En este ejemplo, tienes un 50% de posibilidades de ganar. Pero esto nunca sería un juego que ofrece el casino. ¿Por qué? El casino sólo ofrece juegos en los que el porcentaje de posibilidades de ganar está siempre a su favor. Así que, si esa moneda cayera en cara el 55% de las veces y sólo te dejaran apostar a cruz, probablemente ofrecerían el juego.

Lo curioso es que si te ofrecieran este juego y supieras que es una moneda especial, probablemente no harías esa apuesta. Así es exactamente como están configurados los juegos de azar de los casinos. Hacen un trabajo magistral para ocultar esa ventaja del casino donde la mayoría de la gente ni siquiera se da cuenta de que está ahí. Ahora bien, no están tratando de ser engañosos. Es de conocimiento común que el casino siempre va a tener una ventaja en los juegos. Pero, como jugadores, no queremos que sea tan evidente que nos sintamos tontos jugando.
Así que, para responder a la pregunta inicial, los casinos ganan dinero organizando juegos de azar en los que tienen una ventaja estadística a largo plazo. Mientras sus juegos se jueguen una y otra vez, tendrán esa ventaja estadística y ganarán mucho dinero. Hay una razón por la que los casinos tienen un aspecto tan bonito por dentro, y no es porque sean unos propietarios generosos. Es porque tienen una forma matemáticamente probada de hacer dinero a costa de la gente que no puede ser vencida o explotada sin hacer trampas.

No te preocupes por los casinos. Tienen matemáticamente garantizado su éxito.

Conclusiones

Un juego de azar es un juego en el que el jugador no tiene ningún impacto real en el resultado. El jugador puede tener dinero en juego, pero el resultado está determinado totalmente por el azar. Un juego de habilidad, por el contrario, es un juego en el que el resultado se decide por la habilidad mental o física del jugador en lugar de por la pura suerte. Ambos juegos suelen implicar algún tipo de riesgo monetario. En los juegos de azar, el factor decisivo suele ser la suerte, mientras que en los juegos de habilidad se requieren ciertos conocimientos o habilidades para tener éxito.