¿Es Christopher Nkunku el sucesor indiscutible de Timo Werner en el RB Leipzig? Rushbet

Las últimas actuaciones de Christopher Nkunku en el RB Leipzig bastan para pensar que ya se llenó el vacío que quedó tras la marcha de Timo Werner al Chelsea en 2020.

Cuando Werner se trasladó a Londres, después de haber marcado 95 goles en 159 partidos con los Red Bulls, de los cuales 78 fueron en la Bundesliga, se pudieron evidenciar profundos surcos de preocupación entre los jerarcas del Leipzig para tratar de llenar el inevitable vacío que dejaría el delantero alemán.

Dieciocho meses después, parece que han encontrado la solución gracias a un cambio de enfoque. El entrenador Jesse Marsch ha remodelado a Nkunku de tal manera que el francés está generando el tipo de cifras que provocarían la envidia de Werner, en un rol que empieza a parecerse cada vez más al que desempeñaba el antiguo delantero del Leipzig.

Nkunku lleva cinco goles y tres asistencias en 11 partidos de liga en la temporada 2021/22, aunque es su juego llamativo lo que ha hecho que se haya empezado a hablar de él en todo el viejo continente.

“Es un placer absoluto verlo”, dijo el ex capitán del Bayern de Múnich y de la selección alemana, Philipp Lahm, al felicitar al jugador de 24 años, quien también marcó cinco goles en cuatro partidos de la UEFA Champions League esta temporada, superando a equipos como el Paris Saint-Germain y el Manchester City.

En la undécima semana de la Bundesliga, fue el artífice de la victoria del Leipzig sobre el Borussia Dortmund (2-1) con un gol y una asistencia. Sin embargo, no sólo destacó su participación en los goles, sino que la jugada concreta en la que superó a los defensas del Dortmund, Thomas Meunier y Mats Hummels, dominó las búsquedas sobre fútbol en YouTube y en las redes sociales.

Con dos piruetas seguidas de un disparo que se estrelló en el poste derecho, hubo otro nombre que resonaba junto al suyo entre los expertos: el de Zinedine Zidane, compatriota de Nkunku.

Ser mencionado en el mismo contexto que la leyenda de Francia es un logro más del Hombre de la Jornada 11, con su mejor temporada hasta el momento cada vez mejor.

“Christo está surgiendo ahora mismo”, dijo Marsch, que tuvo la intuición de trasladar al talentoso polivalente ambidiestro a una posición más central y especialmente clave en sus planes y filosofía de juego. “Por supuesto que atrae mucha atención”.

Contra el Dortmund, Nkunku, tras aumentar su cuenta de partidos con el club a 100 en el empate 2-2 con su antiguo club, el PSG, también adelantó su posición de juego para actuar junto a Yussuf Poulsen como centrodelantero. Era una posición en la que Werner había prosperado durante su etapa en el club y un papel que Nkunku también parece disfrutar. Se escabulló por donde pudo para desestabilizar a la defensa visitante en un rol de falso número 9 más libre, utilizando su habilidad y calidad de regate para penetrar la defensa del Dortmund.

“Hoy ha sido el mejor hombre sobre el terreno de juego”, dijo Poulsen sobre el francés. “Es un gran jugador. Somos muy afortunados de tenerlo en nuestro equipo; el hecho de que cumpla su partido número 100 y haya actuado así es un bonito gesto”.

En toda la Bundesliga, sólo Robert Lewandowski (14), Erling Haaland, Thomas Müller (ambos con 12) y Anthony Modeste (9) han participado directamente en más goles que el jugador del Leipzig (8) en lo que va de temporada.

Aunque aún le queda camino por recorrer para igualar la última temporada de Werner en el Leipzig, con 28 goles y 8 asistencias, el golpe maestro de Marsch al redefinir su papel parece estar dando sus frutos. De hecho, un análisis más detallado de su regreso esta temporada confirma que su estado de forma dio un giro desde el momento en que fue trasladado al interior desde la banda en la sexta jornada, en donde aportó dos goles y otras tantas asistencias en la victoria 6-0 contra el Hertha de Berlín.

Desde entonces, Nkunku ha jugado 512 minutos en la Bundesliga y ha participado directamente en un gol cada 64 minutos. El promedio de Werner en la 2019/20 fue de un gol o una asistencia cada 78 minutos.

Por lo tanto, Nkunku va camino a eclipsar a un hombre al que el Leipzig creía que le costaría sustituir.