En el área: Análisis del rendimiento del Paris 3-2 Leipzig Rushbet

UEFA Champions League hoy – El panel del Observador Técnico analiza la victoria del Paris en el Grupo A sobre el Leipzig en la tercera jornada. El Paris Saint-Germain necesitó la brillantez de Kylian Mbappé y Lionel Messi para conseguir su victoria 3-2 sobre el Leipzig en la tercera jornada. La clasificación del Grupo A muestra al Paris como líder y al Leipzig en la cola del grupo después de esta tercera derrota consecutiva, aunque, como muestra el panel del Observador Técnico de la UEFA, los visitantes alemanes hicieron la noche incómoda para sus anfitriones con su juego de presión agresivo y valiente.

Goles

1-0: Kylian Mbappé (9)

Después de una recuperación en el borde de su propia área, el Paris lanzó una contra de dos a dos, con un pase de primera de Julian Draxler desde su propio campo con destino a Mbappé tras su sprint por el canal interior izquierdo. En un recorte, corrió hacia la retirada de Willi Orbán y entró en el área, y con un tiro raso al primer palo, batió a Péter Gulácsi, que se encontraba a contra pie.

 

1-1: André Silva (28)

El delantero portugués ganó el balón dentro de su propio campo, por la derecha, y desencadenó una jugada cruzada que creció en peligro cuando Christopher Nkunku asistió a Angeliño, quien condujo el balón al segundo palo. Allí, al final de una carrera a puro pulmón, estaba Silva para dar el toque final y marcar su primer gol en la Champions League desde hace cuatro años y medio.

 

1-2: Nordi Mukiele (57)

En otra jugada de derecha a izquierda, el lateral Angeliño volvió a poner el centro para completar un precioso balón al ángulo sobre la línea de fondo que Mukiele remató con una contundente volea sobre la línea de los cinco metros.

 

2-2: Lionel Messi (67)

Ante la presión de Achraf Hakimi, Tyler Adams le cedió el balón a Mbappé, quien se adentró en el área del Leipzig antes de recortar para Messi. Un disparo de primera intención se estrelló en el segundo palo y el balón volvió a rodar por la línea para que Messi lo embocara.

 

3-2: Lionel Messi (74)

El penalti del argentino, al estilo de Panenka, dio los tres puntos al Paris, aunque el mérito fue de Mbappé una vez más, al haber generado la pena máxima, ya que su carrera dentro del área fue interrumpida por un empujón de Mohamed Simakan.

 

Mejor jugador

La votación del Jugador del Partido de la UEFA Champions League fue para Mbappé. Se mostró rápido, potente y directo, estiró la defensa del Leipzig y creó espacios para sus compañeros. Marcó un buen gol inicial y demostró su liderazgo cuando el Paris se quedó atrás, además de participar en los dos goles de Messi. “Omnipresente”, como lo llamó L’Equipe.

Particularidades

Para empezar, el Paris buscó momentos de contraataque. Los hombres de Mauricio Pochettino presionaron con agresividad en el centro del campo, en su búsqueda por recuperar la posesión y liberar a sus tres delanteros contra la zaga del Leipzig. Una táctica notable en la posesión del balón fue la forma en que trabajaron el cambio de Draxler por la izquierda para explotar su velocidad y su carácter directo en el hombre a hombre. Por la derecha, mientras tanto, con Messi hacia el interior en espacios reducidos, la penetración vino de la mano del lateral Hakimi quien atacaba por la banda, y el centrocampista Ander Herrera desde la posición de lateral.

La actuación del Leipzig demostró sus cualidades de equipo rápido y móvil, con buenos jugadores técnicos en todas las posiciones y con una identidad clara. Hubo bastantes intercambios de posiciones en un sistema flexible que, por ejemplo, les permitió a los centrales salir con el balón para buscar crear sobrecargas. El equipo de la Bundesliga trató de utilizar las bandas para crear situaciones de cruce amplias y también realizó algunas maniobras innovadoras con pelota quieta.

Más atrás, el Leipzig estaba bien organizado en el bloque defensivo medio y presionaba agresivamente en la transición. Un área de debilidad potencial fue su equilibrio detrás de la pelota cuando el Paris contraatacaba, como se vio en el primer gol que siguió a un 2 contra 2 en la defensa.

Formaciones de los equipos

El Paris jugó en un 1-4-3-3. A la hora de defender, el equipo mostró un mediocampo plano y una presión media, en donde Verratti (6) desempeñó un papel fundamental: disciplinado, móvil y con una buena lectura del juego, a pesar de la atención de los jugadores del Leipzig. Los laterales recibían el apoyo del centrocampista más cercano en las zonas amplias, especialmente Hakimi (2) de Herrera (21) en el lado derecho.

Como ya se ha dicho, respecto a la posesión del balón, el Paris buscó a Hakimi para dar amplitud por un lado y a Draxler (23) por el otro, con Messi (30) trabajando por dentro, regateando y creando espacios para los demás.

El Leipzig se alineó en una formación 1-3-5-2 que, con posesión, parecía un 1-3-1-4-2. Buscaron construir la posesión a través de Adams (14), el pivote que enlazaba el juego, y de Amadou Haidara (8) y Konrad Laimer (27), que actuaban como 8, ocupando el espacio intermedio entre los canales centrales y los anchos.

En cuanto a sus dos delanteros, uno se quedaba corto y el otro se iba en largo para estirar la defensa parisina. Los dos delanteros trabajaron también en la defensa, tratando de forzar la salida de los centrales del Paris, mientras los laterales presionaban a sus análogos rivales en la parte alta del campo.

Apreciaciones de los entrenadores

Mauricio Pochettino, entrenador del Paris, dijo: “La presión de los tres centrocampistas del Leipzig se centró más en Verratti para intentar que no encontrara sus pases. Empezamos bien pero luego nuestro nivel bajó un poco. Nuestro posicionamiento en el centro no fue el adecuado, la distancia era demasiado estrecha entre [Idrissa] Gueye, Herrera y Verratti, lo que les permitió presionar con mayor eficacia. Tuvimos muchos errores no forzados, y perdíamos el balón, lo que hizo más difícil romper esa primera línea de presión. Mostraron mucha energía y agresividad. Así que fue un partido difícil, pero con la satisfacción del carácter que mostró el equipo, sobre todo después de ir perdiendo 2-1, para darle la vuelta al partido”.

 

Jesse Marsch, entrenador del Leipzig, dijo: “Jugamos bien y tuvimos el control durante la mayor parte del partido. Después de tomar la delantera, estábamos en una buena posición, pero cometimos un error. Messi y Mbappé no necesitan mucho tiempo ni espacio para marcar. Hay numerosos aspectos positivos que se pueden resaltar. Fuimos valientes y jugamos bien cuando no tuvimos el balón. Creamos muchas oportunidades de juego y también fuimos peligrosos en las jugadas con balón a tierra. Sin embargo, también quedamos entre la espada y la pared: será difícil. Tenemos que cometer menos errores en los próximos partidos”.