tragamonedas en linea

A menudo se oye hablar de una técnica que te facilita ganar en las tragamonedas, pero debes moderar la importancia de este concepto. No puedes influir directamente en el curso del juego de la tragamonedas de la misma manera que puedes hacerlo en los juegos de mesa. Por otra parte, todos los juegos del casino en línea se deben jugar con prudencia, y las tragamonedas no son una excepción. Debes saber que muchos jugadores perderán si no pueden optimizar sus ganancias cuando juegan en las tragamonedas. Aquí explicaremos cómo ganar botes o jackpots en las tragamonedas con consejos sencillos para todo el mundo.

Tanto en la televisión como en la realidad, las principales atracciones de un casino no son otras que las tragamonedas. Este maravilloso objeto, con poderes mágicos que pueden hacer realidad tus deseos más preciados, puede cambiar el flujo de tu vida en sólo unos momentos y convertirte en el heredero de Creso. Coloridas y luminosas, las tragamonedas cautivan a cualquier persona que se tope con sus extravagantes luces.

Dominando el espacio del casino y resonando con el sonido de las monedas al caer, tan hechizantes como el canto de las sirenas, las tragamonedas atraen a un número fenomenal de jugadores seducidos por el placer que el bote de la tragamonedas podría proporcionarles. Encantados por las ganancias de los botes de las tragamonedas, algunos se vuelven rápidamente adictos y siguen disfrutando sin moderación de esta descarga de adrenalina tan placentera hasta el punto de llegar a perder la cabeza.

Las tragamonedas son los juegos de casino más conocidos y jugados. Si te gustan y quieres aprender mas sobre este juegos continua a leer este articulo.

Los diferentes tipos de tragamonedas

La tragamonedas quiere agradar a toda costa, hasta el punto de querer adaptarse a las preferencias y gustos de sus jugadores.  A continuación vamos a enumerar los diferentes tipos de máquinas que puedes encontrar en los casinos en un intento por encontrar las mejores para ti.

Hay tres tipos de tragamonedas:

  1. Tragamonedas tradicionales: o clásicas, representan el modelo típico de las antiguas máquinas que se pueden encontrar en los casinos en línea. Se caracterizan por tener un diseño algo vintage y básico, generalmente compuesto por tres carretes, o cinco si son un poco más recientes. Estas tragamonedas se dirigen a los amantes de la época antigua.
  2. Tragamonedas multilínea: representan una versión modernizada de segunda generación. Creadas a partir de algoritmos desarrollados para hacerlas más complejas, cada una de ellas tiene cinco carretes y, por tanto, más posibilidades de combinaciones. Su diseño es fuera de lo común a diferencia de los modelos anteriores, sus tableros son muy variados con símbolos temáticos, animaciones y colores brillantes para iluminar el lugar y poner mucho en los ojos de los jugadores.
  3. Video tragamonedas: de última generación, equipadas incluso con visión 3D, son el resultado de la última tecnología. Siempre multilínea, temas desarrollados y con un diseño más cuidado, personajes en lugar de símbolos, vídeos de animación, juegos de bonificación, estas máquinas son algo tan entrañable como atractivo. Las animaciones de este tipo de tragamonedas son una auténtica droga, te vuelves adicto a ellas rápidamente.

¿Cómo conseguir un bote en las tragamonedas?

Probar suerte en las tragamonedas sin tener unos cuantos consejos en el bolsillo sería un verdadero desperdicio, por eso hemos pensado en ofrecerte los siguientes consejos que han resultado ser muy efectivos.

Establece una estrategia

La tragamonedas sigue siendo un juego de azar, por lo que una estrategia es esencial para poder mantener los pies sobre la tierra y permanecer lúcido porque a menudo los jugadores se vuelven adictos al juego.

Antes de empezar a jugar debes establecer un plan y ceñirte a él. Asegúrate de no gastar más de lo que puedes permitirte perder.

Establece un objetivo: el objetivo será ganar el bote, por supuesto, pero planea jugar en función de tus ganancias; por ejemplo, si ganas 50 dólares te irás a cenar con tu pareja; si son 1000 dólares te pagarás un fin de semana romántico, etc.

Ponte límites: empieza por fijar un presupuesto que nunca debas superar. Convierte tu presupuesto en monedas. Nunca repitas tu bote.

Sé firme contigo mismo: no te pases de tu presupuesto inicial.

Investiga: elegir un casino es muy importante, tienes que pensar primero y optar por un casino físico o por uno en línea.  Si se trata de un casino en línea, ¿cuál elegirás? Si lo que prefieres es un casino físico, ¿quieres que esté en tu ciudad? ¿Puedes permitirte ir a otra ciudad a jugar? Después de haber hecho tu elección, investiga un poco al respecto, no dudes en hacer una pequeña investigación, despierta el Sherlock Holmes que hay en tu interior.

Practica en casa

Siempre hay sitios de juegos de tragamonedas gratis, pruébalos y comprueba por ti mismo cómo funcionan. También será una oportunidad para ver cuál sería tu reacción ante la alineación de los símbolos. Quién sabe, tal vez esto te anime aún más, a dar el paso más allá del mundo virtual y pasar a la acción para ganar grandes botes de tragamonedas.

Sé un espectador muy atento

Ver jugar a los demás es un entrenamiento para ti. Ve al casino e inspecciona las instalaciones, intenta analizar a los jugadores, ve cómo actúan. Nunca se sabe, esto podría aclarar tu mente y eliminar cualquier ambigüedad de tu cabeza.

Elije bien las máquinas

Es muy importante saber elegir la máquina, todas son bonitas, todas atractivas, pero recuerda que te prometiste a ti mismo ser racional y no supersticioso.

Prefiere las máquinas de 3 rodillos: ofrecen menos combinaciones, lo que reducirá el número de probabilidades y, por tanto, aumentará tus posibilidades de ganar.

Fíjate en las máquinas con un alto índice de redistribución: debes saber que el índice de redistribución significa el porcentaje de ganancia frente a la cantidad ya jugada en esta máquina.

No pases por alto las máquinas con bote progresivo.

Estas están interconectadas, por lo que el bote crece cada vez más rápido, cuanto más apuestes, más aumentarán tus posibilidades de ganar una fortuna.

Conoce tu máquina

Tienes que ser capaz de entender tu máquina, conocer tus opciones, saber cómo hacerla funcionar, entender las combinaciones que te harán ganar/perder. Si no entiendes las instrucciones o estás demasiado emocionado, pídele ayuda a un empleado del casino, a un amigo profesional o a cualquiera que pueda indicarte la dirección correcta hacia la victoria.

Sé más atrevido

Apunta lejos, prefiere las máquinas con una apuesta alta porque aunque sea un juego de azar no puedes esperar ganar 1000 dólares apostando un solo dólar. Cuanto más valiosas sean tus monedas/fichas, mayor será el bote. No tengas miedo, el juego también es una cuestión de riesgo, por lo que es mejor que arriesgues lo suficiente para ganar más de la cuenta.

Evita las máquinas frías

Una máquina fría es una máquina que acaba de hacer feliz a una persona, es decir, que el riesgo de que esté vacía es más que probable. Aléjate de los ganadores, ganar no es contagioso en el casino y mucho menos en las tragamonedas. Considera dirigirte a las máquinas calientes, las que han sido despiadadas con los jugadores, ya que lógicamente las han estado usando y así seguramente tendrás más oportunidades que en las anteriores.

Por último, podemos decir que las tragamonedas son un invento perfectamente tentador que puede cambiar drásticamente tu vida, especialmente tu situación financiera. Pero para poder alcanzar este nivel de cambio, es imprescindible prepararse con antelación. Porque sí, hasta la riqueza se planifica. Por lo tanto, será esencial que investigues y te familiarices con estos juegos para tener una visión muy clara de las cosas. Ten en cuenta que las tragamonedas son un juego muy arriesgado, la adicción es muy común y podría tener consecuencias.

Tiene más sentido tomarse su tiempo para evaluar los pros y los contras antes de declarar que estás listo para dar el salto y embarcarte en la aventura, siempre hay que pensar antes de actuar.

A través de este artículo, te hemos aconsejado lo mejor intentando advertirte de los peligros del juego, pero a pesar de ello ten por seguro que, en todos los casos, la aventura merece la pena. Por lo tanto, podemos decir que la tragamonedas es una auténtica diversión, especialmente si te topas con el premio mayor.