Atalanta 2-2 Man United: Cristiano Ronaldo vuelve a rescatar al equipo de Ole Gunnar Solskjær con un empate en los últimos minutos de la Champions League

Cristiano Ronaldo volvió a rescatar al Manchester United en la Champions League al empatar en el tiempo añadido con el Atalanta (2-2). Lee nuestros pronósticos de la Champions League.

Dos momentos de magia del jugador de 36 años, cuyos goles le han permitido al United sumar cinco de sus siete puntos en la Champions League, le valieron un punto (que apenas mereció) para seguir siendo líder del Grupo F y poder clasificarse para los octavos de final si le gana al Villarreal en su próximo partido.

Los buenos recuerdos del United de su victoria 3-0 en el campo del Tottenham el sábado se desvanecieron en 12 minutos cuando Josip Iličić puso al Atalanta por delante tras un centro de Duván Zapata y con la complicidad de David de Gea que no pudo contener su remate relativamente limpio.

Al final de la primera parte, el United empató gracias a una linda jugada a un solo toque, con un taconazo perfecto de Bruno Fernandes que sirvió para que Ronaldo rematara y batiera a Juan Musso desde una distancia de casi ocho metros.

Los de Ole Gunnar Solskjær salieron más entonados tras el descanso, pero volvieron a quedar en desventaja a los 11 minutos del segundo tiempo.

Un balón de José Palomino a la espalda sorprendió a la defensa del United y encontró a Zapata justo sobre la línea de fuera de juego, pero, tras batir a De Gea en su primer palo, tuvo que esperar más de dos minutos para que la revisión del VAR anulara la bandera levantada inicialmente por el juez de línea.

El United presionó, pero no pudo encontrar la manera de poner a prueba a Musso hasta que, en el tiempo de descuento, Cristiano Ronaldo remató a la esquina inferior del arco con una espectacular volea desde los 20 metros y así conseguir otro gran resultado en el último minuto, no sin dejar más preguntas que respuestas para Solskjær y su equipo.

Ronaldo arrastra al United hacia los octavos de final con un doblete decisivo

Había una intriga adicional sobre cómo le iría al United en Bérgamo tras su actuación en el estadio del Tottenham Hotspur el sábado, y los primeros indicios fueron buenos, con un disparo desviado de Scott McTominay que rebotó en uno de los postes a los cuatro minutos.

Pero la defensa del United, tan hermética el fin de semana, sólo tardó 12 minutos en ser vulnerada, después de que un intento de intercepción de McTominay se desviara hacia la trayectoria de Zapata y, tras controlar la espalda de Aaron Wan-Bissaka, asistiera a Iličić, cuyo disparo al cuerpo de De Gea se desvió al fondo de la red dada la incapacidad del portero para controlar la pelota.

Zapata avisó del peligro que supondría más tarde su velocidad, al recibir un balón largo de Davide Zappacosta, que golpeó a Iličić y se fue por fuera del segundo palo, poco antes de que el United sufriera más problemas defensivos, ya que Raphael Varane se vio obligado a retirarse por una lesión en los isquiotibiales.

Cuando las alarmas sonaban y el United volvía a las andanzas al acercarse el descanso, un momento de brillantez en el que participaron tres de los delanteros del United los llevó a empatar. Fernandes, Ronaldo y Mason Greenwood dieron un toque cada uno antes de que Fernandes pusiera el balón brillantemente para que Ronaldo igualara el partido.

El United parecía haber tenido una escapada afortunada después de que Eric Bailly perdiera la marca de Zapata quien alcanzó a llegar a un balón de Palomino por detrás y batió a De Gea con una bandera de fuera de juego que le impidió celebrar.

Sin embargo, una revisión del VAR, que duró dos minutos y seis segundos, determinó que Harry Maguire estaba en fuera de juego, y su alivio duró poco.

A partir de ahí, el Atalanta se dedicó a buscar la victoria, y Musso apenas fue puesto a prueba por el United en la última media hora del partido.

Pero Ronaldo, que ya había marcado el gol de la victoria en los dos partidos anteriores como visitantes en la Champions League, tenía otras ideas. Greenwood recibió un balón suelto en el borde del área que el jugador de 36 años atrapó con su típica precisión para anidar el balón en el segundo palo y rescatar al United en el último minuto.

Hombre del partido – Cristiano Ronaldo

Al final de otro partido en el que Ronaldo ofreció poco en el juego abierto, se marchó con dos goles en su haber.

Pudo haber pasado 89 de los 90 minutos sin influir en el juego y, aun así, esos dos momentos cruciales con sus maravillosos remates al final de cada mitad fueron suficientes.

Si el United llega a los octavos de final, lo que parece cada vez más probable, tendrá una gran deuda de gratitud con su número siete. Sin él, es posible que sus aspiraciones en el campeonato ya se hubieran esfumado.